Respeto e Inclusión

 “Sin chavistas no hay país.  Así como sin opositores no hubo país estos 15 años. Desconocer al otro, es seguir jodidos”. Alberto Barredas
 
 

la foto inclusión

Estoy en Venezuela y soy venezolana, escribo mis reflexiones sobre la situación que vivimos porque creo que pueden ayudar a alguien a discernir en su corazón un poco de la emocionalidad que actualmente vivimos.

En lo personal rechazo la barbarie, el odio y la exclusión, sé que sentir rabia es legítimo, solo que hay que saber canalizarla. Recientemente y en medio de las protestas, escucho como muchos venezolanos que están en la resistencia “pacifica” se expresan con odio y rabia de los que no lo están, lo cual también ocurre recurrentemente con los dirigentes del oficialismo y sus seguidores, en ambos grupos (oposición y oficialismo) hay muertos más importantes que otros, voy a ejemplificar porque quiero que se vea con claridad:

  • El Presidente y el Gobierno han usado como bandera de lucha los muertos que los apoyaban ignorando y desconociendo a los muertos que los adversaban, situación repetida por algunas personas de la resistencia que sienten que está bien que mueran en las manifestaciones “chavistas” pero no “opositores”,  a pesar de que la resistencia no está armada.
  • Gracias a la siembra sistemática de un lenguaje marcadamente violento y segregacionista, para algunas personas de la resistencia está bien decir “malditos chavistas”, tarifados, ignorantes; de la misma forma que para el chavismo está bien tildar a la oposición de apátrida, escuálida, oligarca, lacayos del imperio, fascistas, asesinos, entre otros.

Soy de la creencia de que para este o cualquier país prospere, el trato de sus dirigentes y de sus conciudadanos o camaradas, debe ser basado en los Valores Universales, entre ellos el valor de La Vida, seguido por El Respeto, sin estos valores como base es imposible construir una sociedad, sin ellos solo vamos rodando por el desfiladero y en VENEZUELA, ambos valores están profundamente lastimados.

Por otra parte, sé que para que la vida fluya se necesita ser incluidos y pertenecer, si todos no podemos ser reconocidos y todos no podemos ser nombrados como venezolanos con dignidad, entonces no podemos vivir en paz, ni podemos progresar, por eso te invito a que analices la forma como te expresas de tu hermano, vecino, compatriota; también te invito a que seas capaz de observar que lo que te produce rabia e indignación es la condición de exclusión a la que has sido sometido durante muchos años, puede que esa exclusión solo se limite al verbo, pero también se puede sentir en los pésimos servicios de salud, la mala administración de la justicia, la violación de tus derechos fundamentales y otros muchos escenarios.

Piénsalo,  si de veras quieres que Venezuela sea un mejor país debes soltar la rabia desde tu corazón y comenzar a incluir al otro grupo en él, no avanzaremos mucho si no somos capaces de respetar e incluir.

Tanto la Oposición como el oficialismo son Venezolanos, aquí vivimos, aquí pertenecemos, Venezuela es la tierra que nos dio la vida, respétala, incluyendo a todos los que viven en esta nación.

Yeni Pérez

Consteladora