Visualización Constelaciones Familiares

SONY DSC

La relación con la madre:

el movimiento del amor y de la vida

Bert Hellinger   (México marzo 2009)

 

Cerrad los ojos.

Todos nosotros tenemos la misma experiencia de origen.

La de latir al unísono corazón con corazón, con el corazón de mamá.

Así, aun si se produjo una interrupción, la memoria de base aún está presente en nosotros.

Y ahora regresamos a esa experiencia de origen.

Sentimos como late el corazón al unísono.

De ella hacia nosotros, de nosotros hacia ella.

Vivenciamos esa memoria, nos dejamos llevar por ella, hacia la vida, más allá del vientre de mamá y fuese lo que fuese lo que ahí sucedió, incluyendo la experiencia dolorosa, nos dejamos llevar por la memoria a través de esa experiencia de sufrimiento.

Nos dejamos llevar hacia la sanación y lo superamos a través de estos recuerdos y nos enriquecemos a través de ésta experiencia.

Y ahora escuchamos y ponemos atención al latido de la madre y vibramos con ella, en la misma sintonía, con amor profundo. Amor y vida son aquí lo mismo, éste amor es vida. Y solo vivimos gracias a ese amor y sentimos como de pronto nuestro corazón se abre y amplía, se torna cálido, como rebosa de amor, de ese amor que proviene de mamá.

Y ahora contemplamos a una pareja con ese amor. Con ese calor de corazón, con ese corazón abierto. Y permitimos que nuestro corazón vibre al unísono con el otro corazón. En la misma dirección de vida. Y vamos y salvamos esa calidad primaria, ese vibrar al unísono, primario. Lo llevamos hasta nuestro presente.