Energía y Relaciones

Por: Yeni Pérez

Las relaciones interpersonales son un aspecto muy complejo dentro de la sociabilización y más aún cuando estas se llevan a cabo entre personas de diferente sexo, debido a que en nuestras sociedades se educa de forma diferente a niños y niñas.

Aunado a la complejidad de las relaciones interpersonales debemos tener presente  que la primera relación íntima de un individuo es con su madre y desde allí comienza a modelar todas sus futuras relaciones, el modelo original de relación lo elabora cada persona desde su primera infancia teniendo un impacto fundamental la etapa que pasamos en el vientre de nuestra madre, hasta los siete primeros años de vida.

Así mismo cada persona tiene una energía particular que la envuelve y representa, es una marca de fábrica, como un aroma, que le permite dejar una impronta electromagnética en los lugares a donde dirige su energía, muchas veces no se requiere de su presencia física,  pues las  personas tienen el don o el poder de generar a su alrededor una energía que no sólo afecta a su perímetro físico más cercano sino a todo su alrededor, incluso transmitiéndose a través de Internet y traspasando cualquier frontera física, la energía que emana de una persona puede ser percibida a través de sus escritos, su voz, su imagen,  los medios audiovisuales u otras herramientas.

Esta mezcla de energía personal y modelo inicial de relación es la forma como nos desplazamos por el mundo, creando para nosotros una serie de eventos y relaciones que nos permiten avanzar o estancarnos en el camino de evolución personal. El vivir conscientes y atentos(as) nos alerta contra la interrupción de nuestro desarrollo, que ocurre cuando nos volvemos adictos a otra persona o a alguna creencia, o cuando elegimos vivir desde la victima impotente u otra condición que cercene nuestro poder personal.

Todo acontecimiento tiene un significado, un mensaje que de un modo u otro se refiere a nuestros problemas cotidianos, a nuestro proceso emocional, el cual llevamos a todas las instancias en particular a las relaciones de parejas.

Esto es aplicable especialmente a las cosas que acostumbramos considerar perjudiciales, pues nuestra energía y sistema de creencias define nuestras formas de interacción y es nuestro principal reto encontrar el lado útil y didáctico de cada acontecimiento,  por muy negativo que creamos que sea, con la finalidad de sanar los vínculos que establecemos con nuestros padres biológicos recordando que estos son  insustituibles    pero que tenemos la opción de hacerlo de formas distintas.

¡ LA VIDA ES EL MAYOR DE LOS REGALOS,

HACER ALGO BUENO DE ELLA ES NUESTRO ELECCIÓN ¡