Sueños y Metas

Convertir los sueños en manifestación tangible es posible, tiene unos pequeños requisitos, nada complicados y ciertamente muy amenos, muchas de las cosas que aplico tienen que ver con las enseñanzas de Esther y Jerry Hicks, así como mi adaptación personal de Stephen Covey.

El primer paso es darnos permiso de soñar, tengo un amigo que dice: “si lo puedo sentir con mi corazón lo puedo crear”,  definitivamente funciona, así que primero lo sueño despierta, le pongo sonido, color, olor, textura, movimiento, es decir involucro mis cinco sentidos en mi experiencia del deseo a manifestar, eso para mi es visualizar, soñar despierta con el mágico momento de la manifestación.

El segundo paso  es transformar mis sueños en metas, para lo cual se requiere ser específico, poner fechas, tiempos, espacios, escribir y proyectar. Fijarse metas personales es beneficioso porque nos motiva a crecer como persona y desarrollar confianza en nosotros mismos.

El tercer paso es mantenernos enfocados, como dice E. Covey  “Comenzar con un fin en mente” para lo cual hago listas de lo que deseo lograr, la leo en la mañana, la tengo en mi teléfono móvil, así que la releo varias veces al día y siempre regreso a ella antes de dormir.

La idea en este paso es mantenerme alineada con lo que deseo crear, por ejemplo si mi meta tiene que ver con alimentarme adecuadamente, y recibo una invitación de almorzar en una cadena de comida rápida, declino la invitación porque no se corresponde con mi meta.

Estar enfocada permite que mi meta sea real y visible, cuando la meta no es visible quiere decir que no la puedo alcanzar, así que siempre la divido en otras metas y creo un recorrido o trayecto que me aproxima a la meta, en el cual siempre es posible ver cual es el próximo paso.

El cuarto paso me invita a reconocer que estamos en un universo en movimiento, es decir si no hay movimiento nada sucede, así pues es necesario poner acción al deseo convertido en meta,  es necesario saber que cosas debo dar para alcanzar mi meta, aquí es importante entender que hay cosas por hacer y que facilitar para alcanzar la meta, la meta no necesariamente implica dinero, pero siempre requiere tiempo y energía.

Este paso también demanda estar atento a las oportunidades que se despliegan ante nosotros con el fin de capitalizarlas.

Quinto paso  hacer evaluaciones periódicas de cuanto hemos logrado en la consecución de la meta, como siempre le digo a las personas que me piden asesoría en sus tesis de grado, vamos un paso a la vez, un capitulo a la vez, uno a uno, pues no se escriben 100 hojas de un libro en un solo instante, se requiere, prepararnos, iniciar, perseverar, disfrutar el proceso y confiar en nosotros.

Sexto paso, según he visto este es el más difícil, se refiere a recibir aquello para lo que nos hemos preparado, simplemente estar en la actitud agradecida de quien sabe que tiene talentos y merece que sus esfuerzos obtengan recompensa, este paso tiene que ver con la certeza de un planeta abundante, así como la visión de una interrelación de seres que están aquí para apoyarnos.

Lograr nuestras metas y alcanzar nuestros sueños requiere vivir con conciencia de gratitud, debemos celebrar y agradecer cada paso que damos en el camino por pequeño que sea y aceptar  que vale la pena perseverar para alcanzar nuestros sueños.

Autor: Yeni Pérez

6 Comentarios

  1. Me gusto mucho tu articulo de Sueños y Metas, soy una mujer soñadora….. Un Beso Grande Mi Yeni Bella!!!

    • Gracias; es importante soñar, tu trayectoria personal y educativa, hablan de tu decisión de convertir tus sueños en realidades.

  2. Hola Yeni.
    Me parece excelente este articulo, en mi vida siempre e procurado enfocarme para alcanzar mis sueños y metas, siguiendo estos sabios pasos sé que los sueños y metas que tengo en estos momentos y los que estan por venir se harán posibles 🙂
    Se te quiere, saludos.

  3. Hola que buen post, gracias por tan valioso material, además que es curioso que justo un instante antes de leer esto, leía un correo enviado por mi hermana que habla sobre los sueños lúcidos (como la forma consciente de vivenciar el sueño y sacar el mayor aprendizaje de lo que hay en nuestro inconsciente) y aunque son temas distintos creo que se relacionan y me gustaría saber tu opinión al respecto…
    Me encantan estas hermosas “coincidencias”…
    Gracias

Comments are closed.